Fenómenos (cosas)

Todo lo oído
es ruido.
Toda condensación
de la experiencia
parece acecharme
con fuerza centrípeta.

Y todo parece
llegar a mis sentidos
de manera estrepitosa,
gritando,
pidiendo,
negando,
como si las cosas
no tuvieran a otro
para vivir,
para mostrarse,
para ser.

Las cosas
son almas desesperadas
en busca de un puente
que las lleve a la luz.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: