La mañana (referente)

La mañana quiere ser viento,
y el viento tímido entre los vocablos
se esconde tras los enunciados temporales.

Cada deseo busca al referente
que es imagen de alguna cosa.

Y la mañana huele a futuro,
amarrada al comienzo de los días
por un río profundo de correspondencias.

Cada referente es la vestimenta
y la posta de un deseo ambulante.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: