Descubrimiento

Sobre pensamiento espontáneo

Ella se ve segura, firme, confiada. Yo estoy hecho jalea. Creo que mi cara es un desastre. Sudo, tirito. No puedo mantenerme quieto. La cabeza se me contrae, siento la presión. Estoy completamente mojado. No soporto sus vanos insultos. Otra copa me haría bien. No le diré nada. No hablaré. Que se calle. Me da asco su cara mentirosa. Su boca modulando palabras falsas. Palabras vacías. Es como esa gente que habla y no dice nada. Lo aprendió muy bien. En su trabajo, yo creo. Dando explicaciones. Exculpándose de errores inevitables e involuntarios. Eso se aprende fácil. Lo he visto en otros. Todo lo dice muy segura. Parece que todo fuera verdad ¿Cómo llegué a enamorarme de ella?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: