VI. Monstruografía del lenguaje

VI. Escriturba

Hace años, un sabio alemán descubrió que la Escriturba era nociva para la educación de los niños y lo asoció a un trastorno llamado dislexia. Pero al investigarla, nunca sospechó que su cuerpo, hecho de una materia flexible e impalpable, sería tan difícil de destruir, pues, aunque hizo todos los esfuerzos no pudo encontrar un antídoto para terminar definitivamente con ella. 

Estos bichos cambian el orden en las letras del alfabeto y las palabras se distorsionan. En un principio se creyó que era una enfermedad, pero pronto se supo que no era así.

Se han encontrado Escriturbas arcaicas entre los escritos en papiros, donde los símbolos no coinciden en las mismos vocablos. Incluso se cree que en los geoglifos de Nazca, donde se ve una ballena con un pie en la cola es obra de la Escriturba de los incas. (Continúa)

Un comentario en “VI. Monstruografía del lenguaje”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: