VII. Monstruografía del lenguaje

por rodriguezlira

VII. LITERATURBIA

Al empezar a leer libros, Paula, te darás cuenta que la literatura es uno de los más bellos inventos humanos. Siempre será un misterio para nosotros, quienes gozamos con esto, cómo a alguien se le ocurrió contar historias y luego ponerlas por escrito. Es maravilloso. Te puedes enterar de cosas que nunca vivirás. Puedes viajar a lugares que jamás existirán o que ya no podrás conocer, porque han desaparecido. Pero también te puedes enterar de cosas horribles. Algunos escritores son capaces de hacerte viajar por lugares inhóspitos, o relatan cosas que uno no siempre está listo para entender. 

Esa es la LITERARTURBIA, un tipo de literatura con la que hay que tener cuidado, pues te lleva a lugares oscuros, para los cuales hay que estar preparada. Hay escritores como Bukowski, por ejemplo, que tú no deberías leer a tu edad. Lo mismo, tal vez, con el poeta Tellier, quien, con una bella imaginación, te pasea por pueblos ensoñados, difíciles de entender para una niña, que te harán dormir y pensar siempre en lo que pudo ser y no en la realidad donde estás.

Las imágenes que crea la literaturbia son, para alguien de tu edad, oscuras, dudosas y raras. Algunos niños que han estado en contacto con ella los hizo quebrarse por dentro, como si fueran una taza que cae al suelo, y perdieron su energía vital. Pierden su voluntad, y su fuerza se va en distintas direcciones. Se entristecen, se achican, quedan débiles y llenos de preguntas impropias para su edad.

Algo parecido pasa con otro monstruo omnipresente en el arte y las disciplinas humanas que se conoce como SABIDUHERIDA. (Continúa)

Anuncios