Oración para el hijo que está lejos

Virgen María, cuida de mi hijo.

Mécelo en la noche dulce
de la jornada bien hecha
para que duerma tranquilo,
con el corazón lleno.

Cobíjalo en el invierno,
cuando la tormenta
lo deje a la deriva.

Custodia la braza de su pecho
para que no se apague
con la derrota
ni lo queme la victoria.

Dame la fortaleza
para confiárselo al destino,
como hiciste tú,
con tu propio hijo.

Amén.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: