II. Falta de querer

II

HACE AÑOS tuve un reunión con una editorial. Era una editorial pequeña, que recién estaba empezando, e iban a probar conmigo. Al terminar, cometí el grave error de invitar a unos amigos, que eran conocidos por todos, al lugar de la reunión. El encuentro se empezó a regar. Con la regada se aflojaron las lenguas. Uno de mis amigos, ahora no sé si llamarlo así, hizo una broma de dinero que pareció pasar desapercibida. En general, nos hacíamos ese tipo de bromas, considerando que habíamos sido compañeros de universidad y trabajábamos en más o menos lo mismo. Sin embargo, los chicos de la editorial guardaron un cuidadoso silencio, y la fiesta siguió.

          Una semana después otro amigo, muy cercano a la editorial, me comenta, a la ligera, que la ilustradora tiene problemas para inspirarse con mi trabajo. Dos semanas después la ilustradora me avisa, por WhatsApp, que el proyecto se ha detenido. Un mes después el proyecto no va porque les faltaba financiamiento.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: