VI. Falta de querer

por rodriguezlira

VI

FUE ALGO grosera. No exactamente grosera. Se defendió, creo, con una de esas expresiones que se usan en redes sociales. Esas risas irónicas de mal gusto. Jajaja!. Como diciendo que mi mensaje era tan tonto que le parecía gracioso. Pero no lo era, y entendió perfectamente lo que preguntaba. Usaba esas carcajadas burlonas para no responder. Le envié otro mensaje, y esta vez se expresó correctamente.

          Hace meses que no hablábamos, o más bien, que no nos escribíamos. Ya ni recuerdo por qué nos enojamos. Un día llegó y me dijo que no quería trabajar más para mi. Que quería cambiar de empleo y de vida. Le dije que no me importaba porque había un montón de mujeres jóvenes haciendo fila para laborar conmigo. Y era verdad.

          Se marchó inmediatamente. Al otro día me di cuenta que faltaba dinero en la caja chica. Cuando le escribí por segunda vez lo reconoció. Y me dijo que le gustaría volver a trabajar conmigo. No sé si está siendo sincera, pero hay una parte de mi que la echa de menos. No se lo dije, eso sí. Esperaré a estar seguro que volverá. Después de todo, fue ella la que se marchó.

Anuncios