El sueño de la longaniza

QUÉ REPONEDORA siesta. Lo mejor es que tuve un extraño y sugerente sueño. Estaba en un banquete con mucha gente bajo un parrón, en primavera. Yo era el invitado principal. El lugar se parecía a la casa de mi primo Manuel, que es vegano de hace años. Los alimentos que habían en la mesa eran una mezcla rara de productos campesinos. Se veían desperdigadas por el mantel unas semillitas pálidas que parecían quínoa. Una fuente con mote de maíz, otra con mote de trigo y un plato de greda con pebre. Verduras verdes y rojas acompañadas de guatitas en una ensaladera, y más allá, envueltas en una vaporosa niebla, longanizas, salchichas caseras y prietas.

La imagen que me provocaron los embutidos fue epifánica. Eso me hizo recordar, al despertarme, una divertida conversación que tuve, hace años, con un feriante de Curicó. La longaniza, me dijo, quiere estar en todas las mesas. Es protagonista en cualquier plato. Su ideal es haber nacido en Chillán y, sin hacer ningún esfuerzo, tener la fama asegurada. O quizás en Aragón, y vivir en la vitrina de las charcuterías europeas a la espera de algún trofeo culinario. Lo importante es asegurar la fama. La vida es efímera, amigo, también para una longaniza. Dé una vuelta por la feria y pónganse en el lugar cualquier alimento. Solo la fama les prolonga su corta existencia. Una salchicha, tiene dos sueños: uno es ser longaniza, sin duda, cosa que nunca sucederá, el otro es trascender en un completo. El sueño de la prieta es ganarse el respeto del mundo, porque siempre se ha visto relegada al campo o las comidas de baja elaboración.

¿Usted cree que una longaniza no puede tener deseos de fama? siguió, piense en lo siguiente: cuando un producto es cuidadosamente confeccionado por manos humanas va adquiriendo la forma de su creador y todos los deseos y miedos, de esas manos, se le acoplan como si fueran propios.

Para ser honesto, todo esto me pareció absolutamente verosímil, así como El puñal de Borges quiere asesinar nadie puede decir que la longaniza no pueda soñar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: